Televisión Jorge Enrique Abello

Armando Mendoza de Yo soy Betty, la fea fue el papel más peligroso para Jorge Enrique Abello y así sobrevivió.

El actor nacido en Bogotá se las vio negras durante las grabaciones de la famosa novela. Pero todos los detalles y sustos lo reveló en una contundente entrevista.

Jorge Enrique Abello. El oriundo de Bogotá interpretó a Don Armando. Foto: Agencias.
Jorge Enrique Abello. El oriundo de Bogotá interpretó a Don Armando. Foto: Agencias.

Detrás del éxito de la novela Yo soy Betty, la fea gracias a su doblaje en 25 idiomas, su transmisión en 180 países y sus 30 adaptaciones se esconde una de las anécdotas más fatales: la enfermedad que padeció Jorge Enrique Abello tras interpretar a Armando Mendoza. Fue una de las noticias que empañó a la producción durante cierto tiempo. Sin embargo, para aclarar lo sucedido el propio actor colombiano contó cómo y por qué pasaron los hechos.

Fue en una entrevista para el medio Nex Panamá que Jorge Enrique Abello reveló lo que hubo detrás de su diagnóstico. Para efectos, se remontó en el año 2000 cuando estaba en la mejor época de su carrera profesional y al lado de su primera esposa Marcela Salazar. Ambos querían comprar una casa así que estaban en plenos trámites legales. Uno de los requisitos que el nacido en Bogotá realizó fue someterse a unas pruebas médicas rutinarias.

Al también protagonista de la novela En los tacones de Eva, no le aprobaron el seguro. Le sugirieron que acudiera a un cardiólogo; pues temían que estaba teniendo un infarto o ya lo había sufrido. Al ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital le dieron el diagnóstico final: el ventrículo izquierdo del corazón se ensanchó más de lo normal. Esta condición le pasa a las personas que mueren de muerte súbita o a quienes practican deportes extremos.

A juicio de Jorge Enrique Abello, quien ahora está casado con María Isabel Gutiérrez, explicó que gracias a su personaje como Don Armando experimentaba muchos shocks de adrenalina en el rodaje de las escenas, pues era un personaje arrogante, prepotente y de muy mal carácter. Sin embargo, el actor de 52 años aseguró estar complacido con el resultado final de la novela Yo soy Betty, la fea de Fernando Gaitán. Reconoció que, aunque su vida corrió peligro, logró superar la hipertrofia cardiaca y la producción fue famoso internacionalmente.

Webcam "Armando Mendoza"

Noticias Relacionadas

More News

More News