Televisión Yo Soy Betty La Fea

Yo soy Betty, la fea: cuál era la frase célebre de Hermes Pinzón, el padre de Beatriz Pinzón

El actor Jorge Herrera, quien interpretó a Hermes Pinzón, popularizó la frase en la época del año 2003.

Jorge Herrera y Ana María Orozco.
Jorge Herrera y Ana María Orozco.

Aunque ya se cumplieron dos décadas del estreno de la novela Yo soy Betty, la fea, el furor por la increíble tira sigue estando intacta. Cuando el año pasado comenzó la pandemia, desde el canal RCN decidieron volver a transmitir este clásico con la esperanza de poder entretener a sus televidentes.

Lejos estaban de creer que nuevamente se iba a desatar un increíble boom por Yo soy Betty, la fea que hizo renacer el amor del público por los actores. Así fue como en las últimas horas salió a la luz uno de los secretos mejores guardados de la tira y es qué había detrás de la frase El diablo es puerco, pronunciada por Don Hermes Pinzón, padre de la protagonista Beatriz Pinzón (Ana María Orozco).

Más de Yo soy Betty, la fea: Yo soy Betty, la fea: estas son las tres adaptaciones más recientes

Como todos bien saben, esas palabras eran pronunciadas por el actor Jorge Herrera y hacían alusión a algún momento complicado en la vida de Betty o que merecían actuar con precaución. Claramente, de tanto repetirlo, se fue instalando en el público como una frase célebre o graciosa en vez de alarmante. 

Los padres de Beatriz en la novela Yo soy Betty, la fea.

En primera instancia, es importante mencionar que el artista de 73 años, se inspiró en su padre, en su abuela y en el propio progenitor del guionista de la tira, Fernando Gaitán. La misma es muy común entre los adultos mayores y se aplica con frecuencia en aquellos países donde la corrupción es muy grande.

Sin embargo, la particularidad estaba puesta en que Don Hermes, uno de los personajes más pinrorescos de Yo soy Betty, la fea optó por recortar el dicho y dejar de lado la parte: el puerco tapa y destapa. Con respecto a esto, afirmó que vio a muchas personas ocultar sus pecados, mientras que, en otros casos, salieron a la luz hechos que nunca deberían haberse conocido. Casi sin dudarlo, esta es una frase que quedará por siempre en el recuerdo de los fanáticos de esta gran novela que se estrenó en el año 2003. 

Más de Yo soy Betty, la fea: Yo soy Betty, la fea: dónde está ubicada la sede de Ecomoda en la vida real

Ana María Orozco de Yo soy Betty, la fea.

Noticias Relacionadas

More News

More News